Escribir cada día

La escritura tiene un halo de misterio y sin embargo la mejor forma de escribir es sentarse un rato cada día y ponerse a escribir. El movimiento físico activa el movimiento mental.

Otra cosa que me ha dado resultado es ponerme una meta mínima de palabras o paginas cada vez que me pongo a escribir.  1.000 palabras me parece una buena cifra.

Lo difícil son las primeras 300 palabras, después todo empieza a funcionar más suave.  Supongo que para cada persona debe ser diferente.

Subtítulos

Los subtítulos ayudan a seguir avanzando. A veces se me van ocurriendo ideas a medida que voy escribiendo pero que no están íntimamente relacionadas con mi material central. Escribo un subtitulo y sigo. Hacer esto me funciona como herramienta de pensamiento lateral.  Y la verdad es que el subconsciente sigue avanzando a un ritmo superior que el de las manos.

Tener subtítulos aunque no tengan nada que ver en principio con tu escrito es genial, te proporciona ideas creativas para seguir en tu proceso de escritura.

Convertibilidad

Saque este termino de un libro sobre vender más en internet.  Escribir implica casi siempre un proceso de conversión, ya sea de ideas o conducta. Pasa hasta cuando lees ficción. Tienes que empatizar con los personajes y esto implica de alguna manera convertirse.  Pero sobre todo la escritura es persuasión.

Cada palabra contiene en sí misma la capacidad de cambiarnos y ayudarnos a pensar.

Escribir y Pensar

En teoría no necesitas escribir para  pensar mejor. Cuando te sientas a escribir el proceso de pensar se vuelve más sencillo. La escritura, como herramienta de pensamiento es muy poderosa.

Sentarse a escribir puede abrir las puertas de tu creatividad y ayudarte a solucionar problemas. En cierto sentido también cumple un propósito de liberarte de las viejas ideas y problemas. Una vez libre puedes enfrentarte (300 palabras según Word) a nuevas ideas con una mente nueva y renovada.

Nueve A.M.

Muchos escritores se han levantado temprano con el propósito de sentarse a escribir sin distracciones.

Los boxeadores se levantan de madrugada para salir a hacer deporte con el estomago vacio. Hacer deporte con el estomago vacio moviliza las grasas y los hace estar más finos.

Creo que levantarse temprano a escribir, antes de desayunar es un ejercicio creativo tremendo. Haz la prueba un día y veras como fluyen las palabras, como te vuelves mejor escritor.

La escritura tiene algo mágico y escondido. Este maravilloso poder solo se puede descifrar cuando pasas un rato escribiendo, más de 300 palabras, en mi caso.

Disfrutar

Empiezo a disfrutar escribiendo cuando mi mente está totalmente centrada. Cuando me centro tanto que puedo escribir sin parar, sin estar pensando en otras cosas.  Algo a lo que los psicólogos llaman FLUIR. Puedes fluir con cualquier actividad, con cualquier cosa que te propongas.  Pero cuando fluyes escribiendo, el pozo que queda es el fruto de tu trabajo intelectual.

Escribir es algo maravilloso y que todo el mundo debería practicar. Contar nuestra historia y sacar lo que está en nuestro interior es algo que nos hace crecer como personas.

Siempre he pensado que todos deberíamos escribir unas memorias, contarle a nuestros hijos y nietos que fue de nuestra vida, pero sobre todo que pensábamos.

Después de todo escribir no es tan difícil, lo difícil es escribir bien. Escribir más persuasivamente.  Aun así todo lo que escribamos puede tener un valor para nuestras familias. Nuestra historia nos interesa.

Escritura y creación de activos

Es verdad que la mayoría de los libros no se venden. No interesan. Solo interesan las historias prefabricadas. Las historias tipo película de Hollywood, solo buscamos el entretenimiento y lo aparentemente practico.  También es verdad que hoy se consumen más historias que nunca.

Puedes contar una historia al estilo Hollywood y ganar dinero con ellas.

Si has superado algún fracaso entonces tienes una historia que contar, una historia de fracaso-éxito. Una historia que tiene un valor comercial.

Crear un activo a partir de tu historia es un proceso sencillo y muy rentable, que se lo pregunten a Tony Robbins.

Poder sin límites

Una de las anécdotas que cuenta Tony Robbins es como utilizo la PNL, para escribir un capitulo diario de su libro. Creo que cada capítulo contiene unas 10.000 palabras.  Es decir que un menos de un mes tuvo escrito uno de los grandes best seller de las historia. ¿Cuánto nos pagan por trabajar un mes 8 horas diarias?

Tiene gracia el gran poder que tiene la escritura. Es difícil ponerse a escribir, pero cuando lo logras pueden pasar cosas maravillosas. Puedes escribir un superventas o escribir la historia de tu vida para futuras generaciones de tu familia. O simplemente puedes generar ingresos de por vida. Lo que elijas.

Recurso recomendado: 

Triunfar en Kindle, este ebook te explica los pasos necesarios para convertir tu ebook en un éxito de ventas en Kindle de Amazon.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *